¿Viajar a Grecia con solo una receta? ¡Es posible! Aprende a cocinar tiropitas, un pastel salado típico de la cocina griega.

Comer diferente y en casa, es posible. Solo hay que dedicarle tiempo a la cocina y encontrar la recete idónea. ¿Te animas con unas tiropitas? Se trata de un pastel salado muy típico de Grecia y que cada vez que las elaboramos en nuestro curso de cocina son todo un éxito. Por eso hoy, a través de este post os enseñamos a cocinar en vuestra casa par que podáis disfrutar de ellas. ¡Vamos allá!

Ingredientes

  • Pasta filo
  • 250 gr. de queso feta
  • Orégano
  • Pimienta
  • 1 cucharada de Menta fresca
  • 1 huevo

Para el tzaziki

  • 4 pepinos (700 gramos)
  • 1 cucharadita de sal marina
  • 2 tazas de yogur
  • 4 dientes de ajo
  • El zumo de medio limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de menta
  • 1 cucharadita de eneldo
  • Pimienta negra al gusto

Preparación
1. Comenzamos la preparación de la deliciosa tiropita griega  desmenuzando todo el queso feta en una fuente o en un bol. A continuación, añadiremos una cucharada de orégano, otra de menta fresca y otra de pimienta muy picadita. Removemos bien para mezclar todos los ingredientes.

2. Ahora, en bol aparte o en un plato hondo, batimos el huevo y lo reservamos.

3. Seguidamente, extendemos la pasta filo, y cortamos láminas con forma de cuadrado de unos 12 cm. de lado. En el centro de cada una de estas porciones de tiropita griega pondremos 2 cucharadas generosas de la mezcla de queso y especias.

4. Una vez repartido el queso feta, cerramos las láminas de pasta filo doblando por la diagonal y asegurándonos de sellar bien los bordes. Continuamos, pintando la superficie de pasta con huevo batido.

5. Por último, colocamos cada tiropita griega sobre una bandeja de hornear, y metemos en el horno a 200ºC. durante 10 ó 15 minutos Para el tzatziki pelamos los pepinos, los rallamos con ayuda de un rallador y lo echamos en un bol. Añadimos una cucharadita de sal y dejamos reposar unos 10 ó 15 minutos para que suelte la mayor cantidad de agua posible.

6. Pasado ese tiempo escurrimos el pepino con ayuda de una servilleta. Eliminar todo el líquido que podáis.

7. En un bol añadimos el yogur, el pepino rallado y escurrido, los dientes de ajo muy picados el zumo de limón, el aceite, la menta y el eneldo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X