Son viscosos y babosos, pero bien cocinados, los caracoles son deliciosos. Este plato es odiado y amado a partes iguales, pero en La Zarola nos encantan y por eso os proponemos 8 lugares en los que comer caracoles en Zaragoza.

Caracol, caracol, saca tus cuernos al sol. Los caracoles terrestres forman parte de la cocina mediterránea, especialmente la española y la francesa. Existen diferentes formas y estilos de cocinarlos. Con tomate, a la brasa, con alioli… Los que amáis los caracoles seguro que estaréis interesados en estos bares en los que podréis comer caracoles recién hechos en Zaragoza. ¡Manos a la obra!

 

1.Los Cántaros

comer caracoles en Zaragoza

Foto: Tripadvisor

Si eres de los que pasa de las salsas de tomate, en el Asador Los Cántaros te los servirán a la brasa y recién hechos. Es difícil encontrar el punto a los caracoles, pero en Los Cántaros lo han conseguido y por eso son conocidos a la hora de cocinar estos moluscos tan sabrosos. Además, la salsa alioli con la que los acompañan es irresistible. ¡Seguro que no puedes parar de untar!

 

C/ José María Lacarra de Miguel, 38
976 238 953

 

2. Casa Pedro

comer caracoles en Zaragoza

Foto. TripAdvisor

 

Cada año, en las Jornadas de los Caracoles, Casa Pedro sorprende con sus diferentes formas de cocinar los caracoles. Sin embargo, durante el resto del año, podemos encontrar en la carta sus conocidos caracoles a la antigua, hechos con una base de tomillo, romero, ajo, pimienta molida, laurel y jamón.

 

C/Cadena,6
976 291 168

 

3. Restaurante La Forja

caracoles

Foto: TripAdvisor

La Forja es un restaurante típico aragonés donde se come auténtica comida casera. Situado en pleno centro de Zaragoza, encontramos unos caracoles a la brasa recién hechos dignos de hincarles el diente. Seguro que cuando los pruebes, quieres repetir. Eso sí, ¡ten cuidado con la cayena! Está escondida y luego pasa lo que pasa…

C/Mayor, 43
976 291 284

 

4. La Vieja Caldera

comer caracoles en zaragoza

Foto: TripAdvisor

 

¿Te encanta el alioli? En La Vieja Caldera está de vicio. Sus caracoles a la brasa con ajillo y alioli casero no dejan indiferente a nadie cuando los prueban. Las diferentes especias con las que los elaboran, da un sabor especial que no encontrarás en otros sitios. Además, te los servirán en la misma placa que utilizan para cocinarlos. Del fuego al plato.

 

Av/ Estudiantes
976 571 195

 

5. La Buganvilla

 

comer caracoles en Zaragoza

Foto: TripAdvisor

Si eres de los que prefiere los caracoles con tomate. No te puedes perder los que elaboran en La Buganvilla. En pleno centro de Zaragoza puedes comer esta exquisitez, eso si, mantén el pan cerca, te va a hacer falta, porque a esa salsa no puede resistirse nadie.

 

Plaza Ariño, 1
976 922 881

 

6. El Sarmiento

comer caracoles zaragoza

Foto: El Sarmiento

 

Los caracoles son su plato estrella. Son muchos los amantes de los caracoles que se acercan hasta el barrio de La Almozara para comer estos caracoles, que se ha mantenido en la carta a pesar de los cambios que ha sufrido este asador a lo largo de los años. Y es que, cuando algo triunfa, es mejor no cambiarlo.

 

Av Pablo Gargallo 41
639 580 211

 

7. Casa Gotor

comer caracoles en Zaragoza

Foto: TripAdvisor

 

El truco de sus caracoles a la brasa está en el carbón que utilizan, vegetal, que aporta un sabor diferente a todos los platos que elaboran. En este restaurante podemos encontrar como entrantes una generosa ración de caracoles acompañados de una exquisita salsa alioli. ¡Exquisitos!

 

C/ Lasalle, 4
976 569 771

 

8. Asador Fajardo

caracoles en Zaragoza

Foto: TripAdvisor

 

Calçots, carne, caracoles… En el Asador Fajardo encontraréis cualquier alimento a la brasa que podáis imaginar. Sus caracoles hechos a la brasa con sal gorda y alioli están de vicio. No dudes en visitarlos si estás pensando en una buena caracolada.

 

Av/ Montañana, 244
976 575 763

 

 

¿Ya estás pensando en cuándo comenzar la ruta? Si no te van mucho los caracoles, no te preocupes, aquí tienes una selección de bares en los que comer crepes en Zaragoza. ¿Qué tal unos perritos calientes? Te presentamos una selección de siete lugares en la ciudad donde comerlos. Pero si eres de los que prefiere hacer su propia comida, aquí tienes esta receta japonesa: Onigiri con morcilla y piñones. O apúntate a cualquiera de nuestros cursos de cocina. ¡Te van a encantar!

X
X