Receta de Cheesecake de cerezas en almíbar

Conquista a tus invitados con esta deliciosa tarta.

Receta de Cheesecake de cerezas en almíbar

Categorizado en

Receta de Cheesecake de cerezas en almíbar

La tarta de queso es un plato que nunca falla. Es una receta sencilla que admite numerosas variantes y que te harán quedar como todo un masterchef de los postres de una forma muy fácil. La cheesecake de cerezas en almíbar es una alternativa deliciosa de este dulce hará que tus invitados se chupen los dedos.

Aunque su nombre nos remita a la típica cafetería americana de Estados Unidos, lo cierto es que este postre de queso tiene su origen en la Antigua Grecia, concretamente en la isla de Samos. La tarta de queso se consideraba una gran fuente de energía y servía de alimento a los primeros atletas de los Juegos Olímpicos, pero no fue hasta el año 230 d.C cuando se atribuyó la autoría de la primera receta escrita de este pastel a Ateneo. Desde entonces, la receta ha ido sufriendo algunas variaciones y se ha ido adaptando a las diferentes culturas. Hoy, en La Zarola os proponemos esta deliciosa receta de cheesecake de cerezas en almíbar.

Ingredientes

Para la base:

  • 100 g de galletas
  • 50 g de mantequilla sin sal
  • Dos cucharadas de mermelada de cereza (opcional)

Para el relleno:

  • 400 g de cerezas deshuesadas en almíbar
  • 5 hojas de gelatina
  • 400 g de queso mascarpone
  • 350 ml de nata
  • 80 g de azúcar glas
  • Láminas de almendra
  • Menta fresca para decorar

Preparación

1. Pasamos las galletas enteras por un procesador de alimentos o  las colocamos entre dos papeles de horno y las aplastamos con la ayuda de un rodillo.

2. Derretimos la mantequilla en una sartén y la mezclamos con las galletas hasta que tengamos una masa consistente y compacta.  Formamos una bola, colocamos la masa en los moldes y presionamos hacia fuera para formar la base del pastel. Cubrimos con un papel film y reservamos en el frigorífico.

3. Escurrimos las cerezas en almíbar con la ayuda de un colador, reservando el almíbar en un vaso medidor para más adelante. Cortamos en trocitos la mitad de las cerezas y reservamos el resto en el mismo colador en el frigorífico.

4. Ponemos la gelatina en un recipiente con agua fría para que se hidrate.

5. Ponemos  150 ml. del jarabe de las cerezas que tenemos en el vaso medidor en una cacerola. Lo llevamos a ebullición, retiramos del fuego y lo dejamos que se enfríe durante 30 segundos.

6. Agregamos la gelatina escurrida y removemos hasta que se disuelva por completo.

7. En un bol grande batimos ligeramente el queso mascarpone hasta lograr una crema. Montamos la nata con el azúcar bien firme y con suavidad la mezclamos con el mascarpone. Seguidamente, incorporamos esta mezcla a la gelatina que tenemos disuelta con el jarabe.

8. Agregamos las cerezas que tenemos cortadas en trocitos y mezclamos de nuevo suavemente para que se repartan uniformemente.

9. Sacamos los moldes de la nevera y vertemos este relleno sobre la base de galletas, alisamos la parte superior con una cuchara o espátula humedecida en agua y tapamos con papel film para dejarlo en el frigorífico toda la noche o un mínimo de 4 horas.

10. Decoramos la superficie con láminas de almendras, el resto de las cerezas en almíbar y unas hojitas de menta y ¡listo!. Así nos quedará nuestro Cheesecake de cerezas en almíbar.

Receta de cheesecake de cerezas en almíbar

 

Si te ha gustado esta receta de Cheesecake de cerezas en almíbar y quieres aprender más, no te pierdas estos bombones de morcilla tan originales o este hojaldre con salsa de pimienta y col lombarda. También puedes echar un vistazo a nuestra oferta de cursos y apuntarte al que más te guste o si prefieres darte un capricho y conocer los restaurantes más espectaculares de la ciudad aquí tienes una lista de los mejores lugares donde comer las hamburguesas más originales o unas patatas bravas en condiciones.

Responder

  • 2 × cinco =